miércoles, 15 de abril de 2009

Muerte

Ante la sola mención de la muerte, todo el mundo se estremece. Se aterra. Hace todo por evitarla, cuando es imposible. Sólo se la puede retrasar un poco, y hasta por ahí nomás. Yo creo que hay dos tipos de muerte: la mía y la de los demás.

Obviamente, la mía es la que menos me importa porque es la que menos me afecta. Una vez que me morí, listo. No me voy a andar enterando.

En cambio la muerte de los demás, sí me afecta. Por que sí me entero y sí extraño a esas personas. Sin embargo, también es inevitable que suceda. Hay relaciones que la muerte daña de manera irreparable. La más dañada es la de un padre con un hijo. Es lo más terrible que le pueda suceder a una persona.

Lo más duro, lo más difícil es vivir extrañando. Nunca terminás, es una sensación contínua. Esperás que se acabe en algún momento, pero eso nunca sucede. A lo mejor, se atenúa un poco con el paso del tiempo. Pero nada más.

Entonces, no te puede pasar nada peor. Ya está. Ahí te das cuenta de lo bueno que tiene vivir. Podés hacer lo que quieras, porque ya sabés el final. Como cuando dicen que se va a acabar el mundo.

Tener conciencia de la muerte, hace que la vida sea infinitamente más valiosa. La muerte te libera de lo malo que pueda tener la vida. Justifica cualquier esfuerzo que hagas para pasarla mejor. Y se pueden conseguir grandes momentos de felicidad y altos grados de satisfacción. Para uno y para los que están a tu alrededor, los que te importan y a los que cuidás. Creo que tratar de vivir bien es el mejor regalo que le podés dar a los que querés. De esta manera, también espantamos por un rato a la Parca de su lado.

3 participan por el sorteo del viaje a Bora Bora:

Ricardo dijo...

Gilberto Gil dice, no tengo miedo a la muerte, pero miedo de morir sí. Porque la muerte nadie la conoce, sí conocemos lo que es el fin de vivir...
Y es cierto, no hay forma de vivir mejor que estar vivo, viviendo.

Lolo dijo...

Espero ganarme el viaje a Bora Bora o me mato.

Con un amigo hemos llegado a la conclusión que también una buena forma es buscar formas graciosas de darnos muerte en caso de que algún capricho no se nos cumpla.

Y también es una fuente de inspiración. Mire si no nuestros cuentos... Siempre la Parca.

Saludote!

Natalia, la capricorniana alegre dijo...

Si llegamos a los 1000 comentarios, tiene grandes chances de salir favorecido en el sorteo.

Por supuesto, la inspiración mayor. Y mire mi lista al costado, también. La Parcs nos va a seguir de todas maneras, así que compartamos con ella.

saludo