lunes, 30 de noviembre de 2009

Carta de amor N° 633


Te ví por primera vez y me gustaste.
Te hablé por primera vez y me encantaste.
Te conocí y me emamoré de vos.
Ahora mi vida es mejor. Más satisfactoria y completa.
Vos eras lo que me faltaba para ser feliz.
Quiero estar con vos a toda hora, como quinceañera; te extraño todo el tiempo. Y me encanta sentir todo esto.

Pensé que algo así no iba a volver a suceder. Sin embargo, acá estoy, muriéndome de amor por vos.

Sólo quería decírtelo.



La imagen es de Conrad Roset.

4 participan por el sorteo del viaje a Bora Bora:

Magah dijo...

Que bueno!
QUE BUENO!
quebuenoquebuenoquebueno.
Así valio la pena tu ausencia.

Ricardo dijo...

Bievenida amiga! qué alegría leerte en serio! Qué bueno poder decir lo que sentís, ojalá sea cierto, y sino, lo va a ser. Lo cierto es que volvíste a escribir y eso me alegra. Escribí seguido, y ahí escucho la música y la fiesta sigue pendiente. Vamos a bailar a full todos eh! Besos.

Diego Bondarchuk dijo...

Quebuneo que apareciste flaca!!!! Que buen dibujo!! Besos

Padawan Piculo

delivery post-crucifixión dijo...

Qué afortunado el destinatario.

Un beso grande
R.P.