miércoles, 26 de agosto de 2009

¡Qué país tan chévere!



"Pero dejando el caso Maradona de lado, para el matrimonio, que decidió entregar $ 600 millones anuales a los clubes de fútbol, ni siquiera es un tema la violencia en ese deporte ni las multifunciones que cumplen los barrabravas. Hasta donde se sabe, no hubo ninguna exigencia del matrimonio a los clubes para, en conjunto con el Estado, desterrar la infinidad de casos de violencia que suele haber en el fútbol. ¿Será que, en un futuro no muy lejano, los barrabravas deberán cumplir con la función de fuerza de choque en caso de necesidad?"
(Cachanosky dixit)

Si seguimos así, nuestro famoso "che" va terminar siendo reemplazado por el también famoso (pero no nuestro) "chévere".

Si ya tenemos a San Martín, el más grande de todos, ¿qué necesidad tenemos de "bolivarianizar" (inventate un neologismo) Argentina? Acotación al margen: Bolívar es un grande también. El pobre hombre no tiene cómo defenderse del muchacho Chávez y se excesiva verborragia.

Y encima ahora se permite narcotizar a la población legalmente... Pan y circo, drogas y fútbol. ¿No hemos avanzado ni un ápice?


La imagen fue vista en Photobucket

4 participan por el sorteo del viaje a Bora Bora:

maati-esquivel dijo...

por mi casa anda un gato gris, no será de mixpod? jaja.

Natalia, la capricorniana alegre dijo...

maati-esquivel (múltiples personalidades): tené cuidado. Los gatos de mixpod también nos quieren matar... Aunque sean michis pop.
Besos

Diego Bondarchuk dijo...

Las tres F de la Felicidad: Faso, Futbol y Fafafa!!!!!
Eso si no te cortes ni te golpees porque no tenemos vendas!!!!!
jajajajaja Es lo que nos merecemos por dejar que pase!!!!
Besos y que la fuerza nos acompañe!!!!

Padawan Piculo

Ricardo dijo...

El Estado se hace sentir cuando dá pero no cuando factura. Esa "ilusión" no condenará hasta que nos demos cuenta que el Estados somos nosotros, y que todo lo que dá, lo pagamos carísimo!